El pasado domingo 23 de mayo, la avioneta N722KR con serie LJ-1065, de 37 años de antigüedad y registrada ante la Aeronáutica Civil a nombre de la compañía de Fernando Alfonso Escobar Langdec y el empresario Miguel Jaramillo Arango, pareja de la actriz y presentadora Alejandra Azcárate, aterrizó en el aeropuerto El Embrujo de Providencia con alrededor de media tonelada de cocaína.

Azcárate, manifestó que su esposo es aficionado a los aviones y preside una asociación de pilotos privados, que tienen aviones particulares.

“Mi esposo tiene un amigo que es piloto -Fernando Escobar- y tiene un avión propio (…) ellos estaban en una finca y él (Escobar) recibió una llamada sobre la necesidad de prestar el avión para una ayuda humanitaria”, narró Sánchez Cristo, director de la W Radio luego de hablar con Azcárate.

Azcárate afirmó que se enviaron los documentos a la Patrulla Aérea Civil Colombiana, una organización privada sin ánimo de lucro que presta atención médica, quirúrgica, médico-humanitaria y de emergencia de manera gratuita.

El piloto amigo de su esposo, quien es miembro de la patrulla, fue quien prestó la aeronave. La policía lo llamó y le preguntó si el avión en cuestión era suyo tras haber sido incautado con 440 kilos de cocaína a bordo.

De inmediato Fernando Escobar y Miguel Jaramillo, llegaron ante la Fiscalía General de la Nación para dar su declaración, donde, según Jaramillo, el ente acusador los aceptó como víctimas en el proceso.

Así mismo, El portal Agencia de Periodismo Investigativo (API), reveló que la empresa a la que se le otorgó el permiso de explotación es Interandes Helicópteros S.A.S, fue fundada en diciembre de 2012, con un capital de 130 millones de pesos pagados por Jaramillo Arango y Fernando Escobar. Lo que indica, que serían socios de la empresa dueña del avión detenido en Providencia.