PARA CONSOLIDAR UNA PAZ VERDADERA, DURADERA Y SOSTENIBLE

Con una inversión de 24 millones de pesos, la administración de María La baja, que lidera Raquel Victoria Sierra Cassiani, a través de su gestora social, Verónica Carmona Sierra, favorecen las condiciones de 300 familias de la municipalidad que tienen jóvenes en riesgo, con la entrega de 1000 unidades productivas de gallinas ponedoras, con el firme propósito de incubar emprendimientos sostenibles  para fortalecer y generar rentabilidad económica en estos hogares,  labrando  un mejor futuro y permitiendo de paso la consolidación de una paz verdadera y duradera  en el territorio.La intención de la administración local es recuperar el tejido social de un municipio que vivió en carne propia el flagelo de la violencia, impulsando su programa de reeducación, resocialización y recuperación del tejido social “María La Baja Territorio de Paz”, logrando así mitigar la ansiedad y el desespero que causa en ellos el no tener como llevar el sustento diario a sus familias.

El confinamiento social obligatorio y la crisis sanitaria provocada por COVID 19 desnudaron una problemática social en el territorio. La falta de oportunidades laborales, sumado a los bajos índices de acceso a la educación superior, obligó a la administración a buscar fórmulas que permitan reducir brechas de desigualdad y pobreza extrema, favoreciendo de paso el sustento diario de cada hogar focalizado en el proyecto.

Raquel Victoria Sierra Cassiani, primera autoridad municipal, aseveró que arraigar a la población de jóvenes al campo a través de proyectos productivos lo que pretende es impulsar el ‘capital semilla’ que les permita contar diariamente con el sustento alimentario y económico de sus familias.

“El trabajo que empezamos a hacer como algo pequeño hoy lo siento como algo muy grande y lo puedo demostrar a través de todas las actuaciones que se vienen haciendo desde mi administración ‘María La Baja Primero en Victoria’ con nuestros jóvenes. Hoy podemos decir que tenemos aproximadamente 300 familias beneficiadas con esta iniciativa”, puntualizó la mandataria municipal.Por su parte, Fabián Rodríguez Bolívar, profesional de apoyo oficina de Gestión Social del municipio de María La Baja, indicó que la idea es brindarle oportunidades los jóvenes para que crezcan como microempresarios y multipliquen la semilla de victoria que les ofrece la administración, “nuestro objetivo principal es que los jóvenes que antes le hacían daño a la comunidad ahora sean un ejemplo de superación a cada una de las generaciones venideras”, sostuvo el funcionario.

“Me siento muy contento y agradecido con la alcaldesa Raquel Victoria Sierra Cassiani de tener esta oportunidad y de hacer parte de este proyecto de emprendimiento sostenible que se está dando a cabo en María La Baja, que con la ayuda de Dios vamos a poner a producir esto”, indicó, Kevin Arturo Llerena Álvarez, líder del grupo de jóvenes Soldados de Paz, beneficiario del proyecto.

Carmen Salgado Cañate, profesional de asuntos sociales de la Secretaría de Gobierno, dijo que lo más importante de este proyecto es ver en ellos la voluntad de querer aportar a este proceso y que también valoren y entiendan que el apoyo que les ha brindado la alcaldía, les da la oportunidad para que cambien su visión de vida y que no sean vinculados a ningún tipo de proceso legal que les perturbe.

“Hoy apostamos por tener una María La Baja sin violencia juvenil en un territorio lleno de paz, convertido en oportunidades de empleabilidad y entender que los jóvenes pueden cambiar su comportamiento y estilos de vida para tener una verdadera proyección laboral”, detalló, la funcionaria.

La principal característica de este proyecto es que la producción de huevo será bajo todos los estándares de calidad y también con la premisa de producir huevos semicriollos, es decir, que las gallinas serán alimentadas a base de concentrado y productos naturales con el fin de ofrecer un producto saludable y nutritivo ya que en la actualidad las personas buscan una opción más natural a la hora de consumir alimentos.