“No les importaba que fuéramos Misión Medica o Derechos Humanos”, defensores agredidos.

Durante los desmanes ocurrido en Barranquilla por la realización del partido de Copa Libertadores entre América de Cali y Atlético Minerito, agentes del ESMAD agredieron a la delegación de Derechos Humanos y a la Delegación Medica que encontraba que hacían presencia en las manifestaciones.

En Barranquilla se han vivido noches de temor por los fuertes enfrentamiento que se dan entre infiltrados de la protesta pacífica y la fuerza pública, cabe resaltar que estos enfrentamientos se han dado en el marco de la coyuntura del paro nacional y por la realización de los partidos de la Copa Libertadores.

Kevany De Arco, defensora de derechos humanos quien fue agredida por uniformados, afirma que los agentes del ESMAD no tiene respeto por los defensores, ni a la Misión Medica.

“La intervención estaba en la 72 con 49, cuando los manifestantes salían del lugar por los saqueos que se estaban dando, se dio la orden de intervenir y ellos empezaron a lanzar gases, dándose cuenta que los delegados de la Misión medica estaban atendiendo heridos”, dice la agredida.

“Nos identificamos como Derechos Humanos y Misión Medica, pero no les importo que estuvieran en su labor, y me mando los gases a quema ropa, cuando uno de sale disparado me pega a mí en la pierna, casi caigo al suelo”, Afirma De Arco.

El Colombia se están investigando más de mil casos por abuso de la fuerza policial a defensores de derechos humanos y civiles de la protesta. Se pretende que la Fiscalía tome jurisdicción en estos casos, porque lo que ha generado un conflicto entre la corte penal militar y la fiscalía.