Postobón reafirma su compromiso con los recicladores de oficio, reconociendo la importancia de su rol en la sociedad y trabajando de la mano para promover la cultura del reciclaje en el país.

Tras el lanzamiento del programa FARO (Fortalecimiento a Asociaciones de Recicladores de Oficio) en diciembre del año pasado, Postobón ha beneficiado a 42 recicladores de oficio en Cartagena, donde se viene realizando un acompañamiento a las asociaciones de recicladores mediante el apoyo técnico, administrativo y social.

FARO les permitirá a los recicladores cartageneros crear alianzas que fortalezcan la cadena de aprovechamiento en el posconsumo al conectar a las asociaciones beneficiarias con comercializadores y transformadores de materiales para que encuentren mayores oportunidades de mercado. Asimismo, cuentan con un componente pedagógico que busca incentivar a la comunidad para que realice una adecuada separación de los residuos desde su casa o lugar de trabajo, contribuyendo al cuidado del planeta y ayudando a mejorar las condiciones de los recicladores para que continúen desarrollando su labor.

“Por medio del proyecto FARO de Postobón, acompañando a los recicladores con acciones que les permitan mejorar sus condiciones de trabajo y su calidad de vida, impulsando su formalización para que encuentren en la recolección de materiales aprovechables una vía de ingresos digna y estable. En la primera etapa de FARO estamos acompañando en La Heroica a 42 recicladores de oficio”, manifestó Martha Ruby Falla, directora de Sostenibilidad de Postobón.

Este proyecto apoya a 1.300 recicladores de oficio de los departamentos de Cundinamarca, Antioquia, Bolívar, Sucre, Córdoba, Magdalena y Atlántico, que se dedican a esta labor reconociendo y fortaleciendo sus capacidades como una fuente de oportunidades sociales, ambientales y económicas.

Cabe resaltar que, este programa además de ayudar a los recicladores; busca reducir, reusar y reciclar materiales aprovechables; aportar al aumento en la tasa de aprovechamiento del país; darles nueva vida a los materiales por medio del ecodiseño de envases y empaques; y promover la educación de los colombianos frente al reciclaje.