Estos hechos son investigados desde el 9 de enero, esto se dio en la vereda de Naranjales en el municipio de Aguadas, Caldas.

En la vereda de Naranjales, municipio de Aguadas en Caldas, Juan Carlos Galvis se entregó a las autoridades confesando el crimen de secuestro y asesinato a una niña de 4 años, cuyo cuerpo fue encontrado en un islote ribereño del lugar.

El acusado pagará una condena de 55 años, 4 meses y 15 días en prisión, además de esto tendrá que pagar una multa que supera los 800 millones de pesos colombianos, y ha quedado inhabilitado para ejercer cargos públicos dentro de país.

Los delitos que Galvis había cometido seria feminicidio agravado, feminicidio agravado en grado de tentativa y secuestro simple agravado, el acusado no acepto los cargos y en los próximos días tendrá su audiencia de acusación.

El día de su detención, Galvis Duque tenía en su poder a una niña de 18 meses, hermanita de la menor de 4 años. Los investigadores del CTI y la Policía Nacional determinaron que las dos pequeñas fueron secuestradas por él, luego de que intentó asesinar a la madre de ellas, golpeándola y lanzándola por un precipicio.