La Cura es una canción que expone un dolor para sanarlo. Una introspección íntima en clave de sol menor. La letra susurra (casi reza), por una salida ante el dolor: “Puede que al atardecer me haga falta tu calor, pero ya no tendré esta duda y el corazón tendrá su cura”.

La cantautora colombiana, nacida en Vélez y criada en Bucaramanga, mezcla sonidos del pop con tintes rock, R&B e incluso música colombiana.

 Ángela estudió música con énfasis en composición en la Universidad Javeriana. Tomó clases de técnica vocal, teatro musical, composición, círculos de canto y otras técnicas, así como locución.

La Cura es una co-producción de Javier Bayona y Jorge Arango, quien además fue el encargado de la mezcla. La masterización estuvo a cargo de Juan Sebastián Vargas (Tatán Music).

La canción, compuesta en su totalidad por Ángela Pico, está orquestada guitarras folk, slides y escobillas: elementos que ambientan una nostalgia flotante.

La Cura se estrena con un videoclip animado, el primero de este tipo en la carrera de Ángela Pico, que contó con las ilustraciones de John Matiz quién desarrolló la idea del guión junto a Santiago Fierro y John Matiz.

En el video, como en la canción, se respira el otoño a través de las hojas caídas y de los ojos y boca de la protagonista. “La idea del video parte de una metáfora sobre cómo por medio de la comunicación, la expresión y el canto podemos hacer catarsis para sacar todos nuestros males”, comenta Ángela.